PIERNAS LIGERAS

Un baño de pies con sales de bicarbonato y aceites esenciales, una exfoliación de pies y piernas, una mascarilla con envoltura y un masaje tailandés. Se convierte en el mejor tratamiento desfatigante, diurético, circulatorio, detoxificante y relajante para nuestras piernas.