CAVITACIÓN

Eliminar la antiestética celulitis y reducir volumen, sobretodo en zonas localizada, se ha convertido en una lucha constante para conseguir el cuerpo deseado.

 La cavitación es bien conocida por su efectividad y buenos resultados para tratar estos problemas de una forma sencilla y sin cirugía. Es un tratamiento no abrasivo, seguro eficaz, duradero, indoloro y sin postoperatorio indicado para combatir la celulitis, la grasa localizada y reducir el volumen corporal. Utiliza ultrasonidos de baja frecuencia que forman micro burbujas acumulando así gran cantidad de energía y que al chocar contra los adipocitos consiguen romper la membrana de la célula adiposa sin dañar las estructuras adyecentes, respetando la integridad del sistema sanguíneo y linfático transformando la grasa de estado sólido a líquido, para ser eliminada a través del sistema linfático por las vías urinarias.